La data

En el siglo XV existían diversas formas de expresar el cómputo del tiempo: lo que se denomina mox o estilo. Otras particularidades cronológicas incluyen la utilización del calendario romano para nombrar las fechas, la referencia al año indiccional, etc.