Base de datos de Encuadernación histórica de la Real Biblioteca

EncuadernaciónLa «Base de datos de Encuadernación histórica de la Real Biblioteca» es el instrumento que hemos desarrollado para describir, clasificar, estudiar, y, por supuesto, divulgar esta colección. Hemos prestado especial atención al tratamiento de los hierros, ya que es el componente de la encuadernación que, además de su interés artístico, permite la adscripción de las piezas al taller o encuadernador responsable de su producción .

En cuanto a la selección, el punto de partida ha sido el listado de las encuadernaciones con autoría registrada en el campo correspondiente de la Base de Datos del Patrimonio Bibliográfica de Patrimonio Nacional (IBIS). El acceso a los volúmes seleccionados para ser conducidos a la estación de trabajo del fotógrafo nos permitió una rigurosa inspección ocular de las salas y depósitos de la biblioteca, que nos aconsejó incluir azarosamente, siguiendo criterios artísticos, históricos o de representatividad de la colección, otras encuadernaciones ajenas al listado inicial. Muchas de las encuadernaciones seleccionadas estaban descritas en Encuadernaciones de M. López Serrano, otras en Encuadernación e Identificación, por lo que, finalmente, hemos decido vaciar ambos catálogos .

Predomina la encuadernación de los siglos XVIII y XIX, aunque hay también están representadas las centurias anteriores desde el siglo XVI .

A partir de 1993 se reanudó una práctica ligatoria muy característica del fondo de la Real Biblioteca : las encuadernaciones de arte con la cifra real. Los libros elegidos para vestirse con estas galas son los procedentes del fallo anual del premio «Reina Sofía de Poesía Iberoamericana». Los encuadernadores son artistas cuyo nombre ya es parte de la historia de la encuadernación contemporánea: los hermanos Galván, Manuel Bueno, José Luis García, Ramón Gómez Herrera, Antolín Palomino, Andrés Pérez Sierra o Ana Ruiz Larrea. Este hábito, además de dar continuidad a la tradición de encuadernaciones valiosas conservadas en la Biblioteca , recupera el sentido de copia de presentación que tradicionalmente se ha dado en las bibliotecas reales a los libros realizados bajo el patrocinio intelectual o económico de la corona .

http://encuadernacion.realbiblioteca.es

Base de datos de Ex Libris

La Real Biblioteca conserva una colección de ex libris importante y representativa. Está formada por tres tipos de ex libris: los propios de la Real Biblioteca; los personales pertenecientes a reyes, reinas o miembros de la Casa Real; y los ex libris de los bibliófilos cuyas colecciones de libros fueron adquiridas o donadas para la Real Biblioteca.

Ex LibrisEsta base de datos contribuye al estudio y difusión de las colecciones librarias que forman parte de la Real Biblioteca, identificando, describiendo y clasificando las diferentes marcas de posesión: el ex libris, super libros y otras marcas personales.

El proyecto, junto con la base de datos de Encuadernaciones, muestra el interés de la Real Biblioteca por el estudio del ejemplar, entendido como conjunto de marcas de identidad que singularizan al libro y que permiten trazar los distintos aspectos de su historia particular: coleccionismo, lectura, comercio, etc.

La selección se ha desarrollado a partir de la bibliografía histórica y actual sobre ex libris. El conde de las Navas en su Catálogo de Impresos (1900) recogió y reprodujo algunos de los más frecuentes de la Real Biblioteca. Matilde López Serrano en "Exlibris en la Biblioteca de Palacio" (1947 y 1976) amplió ese breve catálogo. Antonio L. Bouza en El ex libris, tratado general. Su historia en la Corona Española (1990) dedicó una especial atención al análisis y descripción de los ex libris propios de los monarcas y miembros de la casa Real. A este corpus inicial se han añadido super libros heráldicos, representativos de la sucesión de reinados desde Felipe II a Alfonso XIII. En una segunda etapa, que se desarrollará próximamente, se incorporarán los ex libris menos frecuentes y ocasionales.

Se trata de un proyecto abierto a la colaboración de otros centros que posean fondos históricos similares y estén interesados en sumarse y colaborar en la realización de esta iniciativa. El diseño de la base de datos, el formulario de búsqueda, las páginas de resultados, y cualquier otro aspecto técnico, también son susceptible de modificaciones. Por otra parte, se facilitará el acceso y un pequeño manual a todas las bibliotecas que quieran utilizar esta base de datos para catalogar sus ex libris.

Así, al margen de los libros de la Real Biblioteca, se han introducido dieciséis exlibris procedentes de los fondos de la Biblioteca General Universitaria de Salamanca, y un total de 43 identificativos de las bibliotecas particulares de otros tantos miembros de la Asociación de Bibliófilos de Barcelona.

http://encuadernacion.realbiblioteca.es/exlibris

Ex Bibliotheca Gondomariensi

El proyecto de la Real Biblioteca «Ex Bibliotheca Gondomariensi» tiene como objetivo la edición en formato electrónico de los inventarios de la biblioteca que este embajador en Inglaterra del rey Felipe III reunió en su Casa del Sol de Valladolid, y que en el primer tercio del siglo XIX pasó a la Particular de S.M.

El primer paso de este proyecto se centró en los «Libros de mano» del inventario de 1623 (BNM Mss 13593-13594, vol. II, fols. 163r-194v; Manso Porto, ed., 1996: 613-628). Para ello se realizó la transcripción completa de este apartado, y su marcado siguiendo el estándar TEI (Text Encoding Initiative) .

Ex Bibliotheca Gondomariensi

Cada entrada del inventario fue identificada con un código (xml:id), y se creó un enlace a su facsímil digital. A continuación se procedió a identificar el libro en IBIS (Base de datos bibliográfica del patrimonio bibliográfico de Patrimonio Nacional). Excesivamente parcos o demasiado generales los asientos del inventario, no siempre ha sido posible la asignación del ejemplar. En otros casos, pese a la precisión de la entrada del inventario, su localización fue también infructuosa, probablemente por pérdida del ejemplar o por haber ido a parar a otra biblioteca. En los casos de identificación fue necesaria la consulta del original para resolver ambigüedades o añadir datos a la descripción bibliográfica, que fue el siguiente paso.

Acceso a Ex Bibliotheca Gondomariensi