El Príncipe Carlos –desde diciembre Rey Carlos IV– ordenó comprar la biblioteca del fallecido chantre de la catedral de Teruel, don Joaquín Ibáñez. El error de Tomás Zaragoza sobre la dignidad del antiguo posesor –deán en vez de chantre– habría sido la causa de que los varios intentos de investigar sobre su antiguo posesor fueran baldíos.

Más información en:

  • Nuevas noticias sobre el ingreso de colecciones históricas en la Real Biblioteca. Avisos, 64 { Enlace }
  • El fondo del chantre de Teruel don Joaquín Ibáñez [II]. Noticia biográfica. Avisos, 66 { Enlace }